Tres Pablos

Tres Pablos

endi.com
por Rafael Escalera Rodríguez
domingo, 14 de enero de 2024

Tres Pablos

UNO

Ricardo Eliezer Neftalí Reyes Basoalto, nacido en Chile en 1904, escribió poesía desde sus años de pubertad. No conforme con una sola voz, la produce durante toda su vida en muchos estilos: surrealismo, poesía épica, manifiesto político y el verso más romántico. Es difícil entender cómo alguien puede, a los apenas 20 años de edad, haber vivido tanto como para escribir un poemario como es Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Son muchos los adolescentes que conocen temprano ese libro y muchos a los que ha servido de acompañante por el resto de sus vidas. Sospecho que es porque, aunque no tenga un pelo de poeta, todo joven ha querido “escribir los versos más tristes esta noche” y todos han entendido en algún momento que “es tan corto el amor y es tan largo el olvido”. Por muchos folios de versos ineludibles como esos, en 1971 se le otorgó el premio Nobel de Literatura a Pablo Neruda. Este es el mismo al que Gabriel García Márquez, que algo sabía sobre escribir, llamó el más grande poeta en cualquier lengua del Siglo 20.

Neruda fue siempre un artista social y políticamente comprometido.Fue embajador y cónsul de Chile y senador de esa república. Sus posturas fueron grandemente influenciadas por la guerra civil española. Su extensa producción literaria delata la influencia de sus amigos García Lorca, Aragón, Alberti y Miguel Hernández.

Falleció en Isla Negra, área costera al sur de Valparaíso en Chile, poco después del golpe de estado contra el presidente democráticamente electo Salvador Allende, de quien era gran amigo. Su casa de Isla Negra, hoy museo, contiene el escritorio en el que produjo muchos de sus trabajos, una puerta de camarote de un buque naufragado. Según cuentan, esta llegó hasta la playa al frente de su casa. Cuando la vi acercarse con las olas del mar, Neruda gritó a su esposa: “Matilde ayúdame, que por ahí viene mi escritorio”. Estudios recientes sugieren que no murió de cáncer. Se sospecha, con fundamento, que fue asesinado. Sus memorias Confieso que he vivido, libro en prosa de insuperable belleza, se publicó póstumamente con la ayuda de su viuda, Matilde Urrutia y de su amigo el novelista venezolano Miguel Otero Silva.

DOS

El más importante artista plástico del Siglo 20 nació en Málaga en 1881. Se llamaba Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz pero el mundo lo conoce por su apellido materno: Picasso. Gargantúamente prolífico, Picasso empezó a pintar de forma naturalista en su adolescencia. A principios del Siglo 20 experimentó con diversos estilos, buscando siempre teorías y técnicas que le permitieran plasmar en sus lienzos una particularísima visión personal. La influencia de Matisse, pintor con quien se amistó y a la vez compitió toda la vida, fue decisiva en su desarrollo. Pero Picasso no podía ser sino su propio hombre. Del llamado período azul (Le repas de l’auvegle) pasó al más liviano período rosa (Au Lapin Agile) de ahí al africanismo, y al cubismo junto a Georges Braque. Echando a un lado la perspectiva, la realidad pictórica cubista empieza a representarse desde múltiples puntos de vista a la vez.

Con la misma energía y potencia creativa, Picasso también transformó la escultura, el grabado y la cerámica. Su grito antibélico es por supuesto su cuadro Guernica, pintado en reacción al fascismo que llevó a la guerra civil española.

TRES

El cello llegó a Puerto Rico en 1956 de la mano de Pau Casals, nacido en Vendrell, España en 1876. Su entrenamiento musical comprendió ese instrumento, el piano y la composición. Luego de estudios en Madrid y Bruselas, perfeccionó en el cello una técnica de arqueo libre que hizo más poético su fraseo musical.

En 1936, su oposición a Francisco Franco y al fascismo lo obligó a mudarse a Francia. Terminada la guerra civil española en 1939, Casals se negó a regresar a su patria, entonces bajo un gobierno fascista. En 1956, se mudó a Puerto Rico, la tierra de su madre Pilar Defilló Amiguet. Aquí murió y sus restos fueron trasladados a su pueblo de origen solo después del florecimiento de la democracia en España.

Amante de la música de Johann Sebastian Bach, a Pablo Casals debemos el redescubrimiento de las seis suites para cello solo de este compositor, una de las obras musicales más conmovedoras y líricas de todo el canon. Fundador del Festival Casals y compositor por derecho propio, su oratorio El Pesebre, su Himno a las Naciones Unidas y su Canto de los Pájaros siguen programándose exitosamente. Uno de los músicos más influyentes del Siglo 20, Casals multidimensionó su impacto convirtiéndose en un activista por la paz, pasión que le consumió casi tanto como la música.

***

Estos Pablos con quienes compartimos una lengua común y la cultura hispana estuvieron mucho tiempo entre nosotros. Continuaron creando hasta el final de sus días. Sus obras reafirman la idea de que, aunque podemos vivir sin arte, la vida es esencialmente otra experiencia si lo apreciamos. A los Pablos que nos dieron el suyo, debemos cuando menos el homenaje del recuerdo. El año 2023 que terminó marcó el aniversario número cincuenta de la desaparición de nuestros Pablos. Fallecieron a meses uno del otro, en el año tremebundo de 1973, cuando se quedó sin Pablos nuestro mundo.

 

Otros artículos de Rafael Escalera Rodríguez