Puerto Rico en el Comité de Descolonización de la ONU: 50 años

Puerto Rico en el Comité de Descolonización de la ONU: 50 años

endi.com
por Carmelo Delgado Cintrón
martes, 28 de junio de 2022

Puerto Rico en el Comité de Descolonización de la ONU: 50 años

Este año se cumple el cincuentenario del tema de Puerto Rico en el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas. La ONU fue establecida en la ciudad de San Francisco en el año 1945 y luego se fijó sede en Nueva York. Su Carta fundacional, que no es otra cosa que un tratado multinacional, instaura, en su capítulo número XI, el régimen de los territorios no autónomos, es decir, los países coloniales.

El artículo número 73 de la Carta es fundamental al tema de los países dependientes. A las naciones colonialistas, dicho artículo 73 les impone obligaciones que van más allá de una mera declaración unilateral, entre otras, las muy importantes de promover el bienestar de las poblaciones de estos territorios con el debido respeto a la cultura y la de transmitir información al Secretario General.

Por supuesto, desde bien temprano las potencias colonialistas intentaron darle al texto una interpretación estricta y reclamaron en su defensa los principios de soberanía y no interferencia en asuntos internos. (Joseph L. Kunz, “Chapter XI of the United Nations in Action”, American Journal of International Law, Volume XLVIII, I, 1954, p. 106). Acorde con Rafael María de Labra se entiende que los asuntos de la subordinación colonial son exclusivos del Derecho Público Internacional y no cuestiones domésticas entre el interventor colonial y el país sometido. (Carmelo Delgado Cintrón, Rafael María de Labra: Teórico de la Autonomía y la descolonización. Guía Bibliográfica anotada y comentada, 2020, Amazon, Internet).

Como la Carta de las Naciones Unidas no establece un organismo encargado de examinar la información a ser suministrada por los países administradores de los territorios no autónomos, la República de Cuba en 1946 logró, en segundo intento, que fuese aprobada por la Asamblea General la Resolución 66 (I) de 14 de diciembre de 1946. La misma estableció, a nivel de la Asamblea, un “Comité ad hoc sobre la información transmitida según el artículo 73 e) de la carta”. Dicha resolución designaba alrededor de setenta y cuatro territorios no autónomos y solicitaba que se presentase información sobre los mismos.

Entre los países administradores estaban los Estados Unidos con sus dependencias de Alaska, Samoa, Guam, Hawái, Zona del Canal de Panamá, Puerto Rico e Islas Vírgenes. (Charmain E. Toussaint, The United Nations and dependent peoples, Year Book of World Affairs, 1954, p. 142). Finalmente, la Cuarta Comisión de la Asamblea General —encargada de la Administración Fiduciaria, incluso territorios— recomendó a la Asamblea General que se adoptase la propuesta de la India en el sentido de que se estableciese el Comité ad hoc por el termino de tres años. Así se hizo por la Resolución 332 (IV) de 2 de diciembre de 1949. El Comité ad hoc fue otra vez prorrogado en 1952, pero se le cambió la denominación por la de Comité de Información de los Territorios no autónomos.

El 17 de agosto de 1971 el Representante permanente de Cuba ante las Naciones Unidas, embajador Ricardo Alarcón, a petición del Movimiento Pro Independencia (MPI), “cumpliendo instrucciones del gobierno revolucionario de Cuba”, solicita “incluir en la lista suplementaria del programa del vigésimo sexto período de sesiones de la Asamblea General un tema titulado ‘El caso colonial de Puerto Rico’ ”. Acompaña en dicha comunicación un Memorando Explicativo. Las conclusiones del mismo son las siguientes: “El pueblo de Puerto Rico, como todos los pueblos sometidos a la dominación extranjera, tiene un derecho inalienable a la independencia. La ONU ha comprometido su apoyo a todos los pueblos coloniales que luchan por conquistar su autodeterminación y soberanía. Ella está en el deber ineludible, si va a respetar los principios consagrados en la Carta y en la Resolución 1514 (XV), de tomar las medidas necesarias para asegurar también al pueblo de Puerto Rico el pleno ejercicio de sus derechos nacionales. (El caso colonial de Puerto Rico, cartas del Representante Permanente de Cuba al Secretario General de las Naciones Unidas, en Casa de las Américas, enero-febrero 1972, p. 16. Documento de la Asamblea General de las Naciones Unidas A/8441 con el título “Solicitud de inclusión de un tema suplementario en el programa del vigésimo sexto período de sesiones: El Caso Colonial de Puerto Rico”). Cuando la mesa directiva de la Asamblea General no aceptó la inclusión del caso de Puerto Rico en el temario, el Representante Permanente de Cuba solicitó que la Asamblea revocara a la mesa. Siendo sometida a votación, fue derrotada.

El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el Partido Socialista Puertorriqueño (PSP) radican el 6 de agosto de 1972 una nueva solicitud para que se vea el caso de Puerto Rico, acompañada de un extenso y bien razonado Memorial Explicativo de la Petición del Partido Independentista Puertorriqueño y del Partido Socialista Puertorriqueño con relación al caso colonial de Puerto Rico. En su parte dispositiva se afirma que: “Por todo lo cual, se solicita del Comité encargado de implementar la declaración de concesión de independencia que ejercite su jurisdicción y estudie el caso de Puerto Rico informando finalmente a la Asamblea General que Puerto Rico continúa viviendo un status colonial bajo el Estado Libre Asociado y recomendando a la Asamblea General que: 1. El gobierno de los Estados Unidos sea censurado por ello, y 2. Se tomen inmediatamente medidas para traspasar al pueblo de Puerto Rico todos los poderes que le corresponden, sin condiciones ni reservas, de acuerdo a la Resolución 1514 (XV) de 1960″. El 18 de agosto de 1972 se inició el debate sobre la “cuestión de la lista de territorios a los cuales es aplicable la declaración” en el seno del Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales. (Documento de la Asamblea General de las Naciones Unidas, A/AC. 109/PV. 883, 18 de agosto de 1972, p. 17. Tal es el título oficial del Comité de los 24).

El representante de Ecuador, embajador Horacio Sevilla Borja, apoya la inclusión del tema de Puerto Rico en los trabajos del Comité. El representante chino, embajador Chang Yung-Kuan, también apoya la propuesta cubana y del Partido Socialista Puertorriqueño y señala que: “Los hechos han demostrado que Puerto Rico es, en realidad, una colonia de los Estados Unidos. La lucha del pueblo de Puerto Rico por la libertad e independencia nacional es justa y por ello debe contar con el apoyo del Comité”. El presidente invita al embajador Ricardo Alarcón a la mesa del Comité y este se dirige a los miembros durante varias horas. Luego el Comité comenzó a debatir el caso de Puerto Rico. Se trataba de examinar la cuestión de la inclusión de Puerto Rico en la lista de Territorios. El 28 de agosto de 1972 se procede a votar un Proyecto de resolución presentado por Irak. Votaron a favor: Yugoslavia, Bulgaria, China, Checoslovaquia, Ecuador, India, Irak, Malí, Sierra Leona, República Árabe Siria, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, República Unida de Tanzania; ningún voto en contra; y se abstuvieron: Venezuela, Afganistán, Etiopía, Fidji, Indonesia, Irán, Costa de Marfil, Trinidad-Tobago y Túnez. Por doce votos a favor, ninguno en contra y diez abstenciones, quedó aprobado el texto de la Resolución.

El mismo dispone lo siguiente: “El Comité Especial, habiendo considerado la cuestión de la lista de territorios a los que se aplica la Declaración, eeconociendo el derecho inalienable del pueblo de Puerto Rico a la libre determinación y a la independencia de conformidad con la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General, de 14 de diciembre de 1960, Encarga a su Grupo de Trabajo que le presente a principios de 1973 un informe que se refiera concretamente al procedimiento que ha de seguir el Comité Especial para la aplicación de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General con respecto a Puerto Rico”. (Véase, Acta de la 2078ª Sesión Plenaria de 2 de noviembre de 1972, Documento Oficial A/PV. 2078, p. 46). La votación fue de noventa y nueve votos a favor y cinco en contra. Se abstuvieron veintinueve. (El Informe se encuentra en la Revista de Derechos Humanos, Vol. III, octubre de 1972, Núm. 1, p. 36). Este año se cumplen cincuenta de las declaraciones anuales del comité de descolonización de la ONU.

Otros artículos de Carmelo Delgado Cintrón