Memorias a la luz del informe a la comunidad del Poder Judicial

Memorias a la luz del informe a la comunidad del Poder Judicial

endi.com
por Carmelo Delgado Cintrón
domingo, 31 de diciembre de 2023

Memorias a la luz del informe a la comunidad del Poder Judicial

La Oficina de Administración de los Tribunales ha publicado y enviado a los abogados y abogadas el bien elaborado, detallado, ilustrado y novedoso, documento Educación y Relaciones con la Comunidad 2023. Informe Especial a la Comunidad del Poder Judicial de Puerto Rico. Se interesa compartir las estrategias, logros y acciones puntuales que emprende el Poder Judicial, liderado por la jueza presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Mayte D. Oronoz Rodríguez y el director administrativo de los Tribunales, Sigfrido Steidel Figueroa, “para extender y afianzar los vínculos entre la Judicatura y la Comunidad a la que sirve, abonando a la transparencia y a la confianza que debe cultivarse para el funcionamiento óptimo del Poder Judicial”.

Ciertamente, una importante iniciativa. Se indica en la página 46 que: “Este libro se diseñó como parte de las iniciativas para conmemorar la Semana de la Mujer en el 2022 e incluye una mirada desde la primera mujer que integró el Tribunal en 1985, la Hon. Miriam Naveira Merly, hasta las designaciones entre los años 2004 hasta el 2014 de las honorables Liana Fiol Matta, Anabelle Rodríguez Rodríguez, Mildred Pabón Charneco y la actual Jueza Presidenta, la Hon. Maite D. Oronoz Rodríguez”. Quiero destacar ahora el desempeño jurídico de excelencia de Miriam Naveira Merly cuando trabajaba en el Departamento de Justicia por la década de 1960 y tuve el privilegio de laborar como abogado bajo su dirección.

Trabajé por primera vez como abogado en 1967-1970 en la División de Opiniones del Departamento de Justicia, bajo la dirección de la licenciada Naveira, antes de ingresar a la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico como catedrático. Entre los otros compañeros abogados estaban Altagracia (Altita) Andino de Estrella, Daisy Ruiz de Roldán, Igry Rivera, Emma Cardona López-Baralt, Magali Hosta, Santiago (Sandy) López Maldonado y Margarita Pagán de Iturregui. Era jefe de asesoramiento Luis Velasco Suro. En otras divisiones laboraban Lady Alfonso de Cumpiano, Jorge Ríos, Julio Morales Sánchez, Félix López Pintado, Félix Daniel Torres Rosario, Arturo Estrella Carretero, Luis Tous, Federico Cedó Alzamora y Eliadis Orsini Zayas. Luis Velazco Suro era jefe de Asesoramiento. En la Oficina del Procurador General se destacaban Nilita Vientós Gastón, Jorge Segarra Oliveros y Jenaro (Tuto) Marchand. Los secretarios de Justicia fueron en esa época: Rafael Hernández Colón, José (Pepín) Aponte, Santiago C. Soler Favale y Blas Herrero.

Entonces, el Departamento de Justicia estaba situado en el histórico Palacio Rojo, sede del Segundo Cabo (vicegobernador español), al costado de La Fortaleza. En la esquina de la calle de La Fortaleza y calle del Cristo se encontraba el restaurante y piano bar “La Danza”, donde se congregaba, al mediodía, una tertulia animada por el coronel Carlos Chardón, Elemeliel Pagán y Noel Estrada, del vecino Departamento de Estado en la misma calle. Allí deleitaba a los concurrentes la pianista Elsa Rivera Salgado. Al frente, en la otra esquina, el célebre restaurante y cabaret, “El Ocho Puertas”, muy visitado por cantantes notables y granada concurrencia. La Tea, cuna de Haciendo Punto en otro Son, grupo importante de la nueva trova, lugar emblemático de cantautores y universitarios, cerca de la Plazuela de San José. También era visitado por la juventud The Sand and the Sea.

Los Tribunales de lo civil se encontraban en el edificio de la Diputación Provincial, las oficinas del Municipio de San Juan y el Departamento de Hacienda estaban frente a la Plaza de Armas o Plaza Baldorioty de Castro. En una calle recoleta estaba Mochín, refresquería y pulpería. El Viejo San Juan de entonces era la sede gubernamental (Palacio de Santa Catalina), municipal, judicial, cultural y artística del país, con numerosas librerías (Rodríguez Nieves, Campos), La Casa del Libro, en la Calle del Cristo. También, con cafeterías y restaurantes emblemáticos como La Mallorquina, Barrachina, la cafetería de Almacenes González Padín y La Bombonera, donde se llevaban a cabo reuniones y tertulias célebres en el entresuelo, de jueces, abogados, políticos y artistas. La sede del Instituto de Cultura Puertorriqueña en el edificio del antiguo casino, frente al Teatro Tapia y de la División de la Comunidad y sus artistas gráficos, narradores y poetas junto a la multitud de funcionarios y abogados animaban el Viejo San Juan de aquellos tiempos.

El 16 de diciembre de 2003, la gobernadora Sila Calderón designó a la juez asociada Miriam Naveira Merly como jueza presidente y a Ferdinand Mercado Ramos como juez asociado. La jueza Naveira Merly fue la primera procuradora general, la primera jueza asociada y, desde el 18 de diciembre de 2003, la primera jueza presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico.

Otros artículos de Carmelo Delgado Cintrón