La tarea de desatar el nudo que estanca la recuperación energética de Puerto Rico

La tarea de desatar el nudo que estanca la recuperación energética de Puerto Rico

endi.com
por Rafael Escalera Rodríguez
martes, 8 de noviembre de 2022

La tarea de desatar el nudo que estanca la recuperación energética de Puerto Rico

No hay duda de que la mayoría de los puertorriqueños siente frustración por una economía cerca de cumplir dos décadas en estancamiento. Nuestro Puerto Rico, que fue ejemplo de progreso para Singapur, Irlanda y otros, ahora mira desde atrás mientras los demás avanzan.

Pareto e Ishikawa postulan que para trabajar con un problema complejo deben enumerarse las causas y corregir las más significativas primero. Muchas veces cuando se corrige lo más importante, lo demás se arregla sólo pues era consecuencia de lo primero.

No es difícil pensar que el estado caótico de nuestro sistema eléctrico está a la cabeza de los problemas económicos que sufrimos. La irregularidad del servicio, los cambios de voltaje y los apagones, constantemente destruyen equipos, impiden la planificación de actividad productiva, interrumpen labores y paralizan la economía. Sumado esto a la ineficiencia de plantas de generación antiguas, terminamos con costos que espantan industrias y a los mismos puertorriqueños que cada día se van del país, achicando así nuestra capacidad productiva.

Esta realidad que los que nos quedamos aquí vivimos a diario es corolario del hecho que la electricidad es el insumo más importante de la economía del futuro. Todo lo virtual es eléctrico, y hoy vivimos en la era digital. La automatización en las industrias se alimenta de electricidad. El futuro económico de todos los países del mundo depende de un sistema eléctrico confiable y eficiente. Su desarrollo también.

Ante esto, nuestra frustración como pueblo se agrava cuando nos recuerdan que desde el 2018 hay $12,000 millones asignados para modernizar nuestro sistema eléctrico y poco se ha hecho. Recientemente, El Nuevo Día reportó que cientos de millones en proyectos de energía renovable de capital privado se han estancado en el proceso de permisos algunos por casi 10 años. A muchos nos consta que en el sector privado hay miles de millones disponibles para proyectos de nuevas tecnologías en la producción y distribución de energía eléctrica.

Los recursos públicos y privados para resolver nuestro problema eléctrico dan y sobran. Lo que nos ha faltado es sentido de urgencia, disciplina y método. Quisiera pensar que habrá cambios a nivel local. Pero todavía no se ven. El nudo gordiano de la inacción estremece.

En su reciente visita a Puerto Rico, el presidente Joe Biden, de la mano de la representante Nydia Velázquez, anunció la creación de un equipo multidisciplinario bajo el Departamento de Energía, precisamente para acelerar y darle urgencia a la reconstrucción de nuestro sistema. La secretaria Jennifer Granholm ya ha visitado a Puerto Rico dos veces y nombró al licenciado Agustín Carbó, para dirigir el equipo de trabajo.

Al licenciado Carbó lo conozco personal y profesionalmente. Tiene el conocimiento, las destrezas personales y el amor a Puerto Rico para romper el nudo que nos tiene estancados. Además, se ha ganado la confianza y cuenta con el apoyo del gobierno federal. No va a ser fácil, pero la posibilidad de mover a Puerto Rico hacia delante significativamente, está en buenas manos.

Otros artículos de Rafael Escalera Rodríguez