Hostos: puertorriqueño universal

Hostos: puertorriqueño universal

endi.com
por Carmelo Delgado Cintrón
lunes, 8 de enero de 2024

Hostos: puertorriqueño universal

Cuando Gabriela Mistral visitó Puerto Rico, en mayo de 1931, se sorprendió que los puertorriqueños desconocían la vida y la obra de Eugenio María de Hostos. Mistral, quien ganará Premio Nobel de Literatura 1945, sabía por propio conocimiento, de las serias e importantes aportaciones que Hostos había hecho a su patria chilena. Así también a España y a diversos países latinoamericanos, como la República Dominicana, donde fue Rector de la Escuela Normal, amigo y colaborador de los ilustres dominicanos: Gregorio Luperón, Segundo Imbert, Federico Henríquez y Carvajal; Panamá, Venezuela, Perú, Brasil, Colombia, Argentina.

El 24 de septiembre de 1998 regresa Hostos a Puerto Rico, ya invadido por Estados Unidos. En la isla permanece hasta enero de 1900. Se destaca participando en los debates públicos, orientando y dirigiendo la Liga de Patriotas. En enero de 1900, retorna a su segunda paria, la República Dominicana.

En la diáspora, Hostos se destacó como, periodista, editor, educador, profesor universitario y novelista, (La Peregrinación de Bayoán y La Tela de araña). También como constitucionalista, (Lecciones de Derecho Constitucional, 1887) sociólogo, jurista, revolucionario y feminista, (La educación científica de la mujer). Fue investigador pedagógico, biógrafo (Placido), penalista, (Carmelo Campos Cruz, Antología Jurídica de Eugenio María de Hostos, Derecho Penal, Vol. I, 2023), cultor de la moral social y amoroso esposo y padre de familia numerosa.

En las dos estadías chilenas, 1872 a 1873 y 1889 a 1898, Eugenio María de Hostos, fue rector y profesor en los Liceos de Chillan y Amunátegui Solar de Santiago y enseña en la universidad. Como plantea Juan Gabriel Araya Grandón, en su artículo, Eugenio María De Hostos: Un Intelectual Puertorriqueño En Chile (Logos, 17, 2007): “De acuerdo con su pensamiento progresista, el primer viaje tuvo como fin buscar ayuda para la causa de la independencia cubana y puertorriqueña; por su parte, el segundo viaje, obedeció a una invitación que le hizo en 1889 el presidente chileno José Manuel Balmaceda para colaborar en la tarea educacional en que estaban empeñadas las instancias gubernamentales. En ambos momentos, su participación intelectual es de suma importancia para la puesta en marcha del desarrollo histórico de nuestras sociedades latinoamericanas.”

Antonio S. Pedreira, elaboró una tesis de maestría sobre Hostos en Columbia University, en 1926. La amplía y la presenta como tesis doctoral en la Universidad Central de Madrid en 1931 y la pública como Eugenio María de Hostos: Ciudadano de América (1932). Esta obra causó sensación, recibió un editorial del diario El Mundo y fue difundida por toda América Latina y Puerto Rico.

En 1929, el catedrático de literatura latinoamericana de Northwestern University y abogado Vicente M. Díaz-Rivera, confecciona una tesis doctoral titulada: “Orígenes filosóficos de Eugenio María de Hostos”. Díaz-Rivera muere al caerse del ferrocarril y su disertación permanece desconocida, a pesar de los esfuerzos que hemos realizado para obtenerla.

Por otro lado, sobre Hostos se han publicado las siguientes biografías: Juan Bosch Hostos el Sembrador, 1939; Carlos N. Carreras, Hostos. Apóstol de la libertad,1950, 1971; Isabel Freire de Matos, Hostos para la Juventud, 1989; Argimiro Ruano, Biografía de Hostos, Mayagüez, en siete volúmenes entre 1993 y 1999, así como Marcos Reyes Dávila, Los Días de su Madrugada, Hostos La Biografía, 2023.

Además, un servidor es autor de la Biografía Jurídica de Eugenio María de Hostos, que consta de tres volúmenes, publicados en 2012. Estos son: Tomo I. La transfiguración de Eugenio María de Hostos, 1903-2003 cuestiones y problemas de hermenéutica, ediciones, interpretaciones y bibliografía; Tomo II. Las lecciones de derecho constitucional y otros escritos jurídicos, 1857-1897, Tomo III. Las ideas políticas y jurídicas de Hostos sobre la invasión y la dominación de Puerto Rico por los Estados Unidos, 1898-1903.

Actualmente, como parte de mi cátedra universitaria enseño sobre la obra jurídica de Hostos el curso de “El Derecho Constitucional en Eugenio María de Hostos” y el seminario “Hostos y el 1898″ en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico.

La obra y vida de Eugenio María de Hostos está vigente en nuestros tiempos por su alto perfil ético, su dedicación y defensa de los más caros valores de libertad, educación inclusiva, confraternidad de los pueblos y países, feminismo, internacionalismo, disfrute, difusión y defensa de la cultura puertorriqueña, consagración al estudio y la difusión del saber. Y por sobre todo la defensa de la dignidad del ser humano, como planteó siempre sobre Hostos el querido maestro hostosiano don José Ferrer Canales.

Otros artículos de Carmelo Delgado Cintrón