Confirman al puertorriqueño Gustavo Gelpí como juez del Primer Circuito de Apelaciones Federales

    endi.com
    Corresponsalías
    lunes, 18 de octubre de 2021

    Confirman al puertorriqueño Gustavo Gelpí como juez del Primer Circuito de Apelaciones Federales

    Washington D.C. – El Senado de Estados Unidos aprobó esta noche el nombramiento del puertorriqueño Gustavo Gelpí como próximo juez del Primer Circuito de Apelaciones federales.

    Juez Gustavo Gelpí

    El juez Gustavo Gelpí es candidato al Primer Circuito de Apelaciones federales. (Suministrada)

    La votación final fue 52-41. Los 41 votos en contra fueron de senadores republicanos. Cuatro republicanos votaron a favor: Rick Scott (Florida), Susan Collins (Maine) y Lindsey Graham (Carolina del Sur) y Lisa Murkowski (Alaska).

    El también republicano Marco Rubio (Florida) quien votó a favor de avanzar la nominación el 7 de octubre, fue uno de siete senadores que no estuvo presente.

    Gelpí, quien llena la vacante que dejó la muerte del también puertorriqueño Juan Torruella, es solo el segundo boricua e hispano en el foro de apelaciones federales que revisa las decisiones del Tribunal Federal de San Juan.

    Nombrado el 12 de mayo pasado por el presidente Joe Biden, Gelpí es actualmente juez presidente del Tribunal Federal de San Juan.

    “Estoy orgulloso de que el Senado haya confirmado a Gustavo Gelpí como juez del Primer Circuito de Apelaciones federales. Él es el segundo compatriota estadounidense de Puerto Rico en ser confirmado en esta importante corte. El juez Gelpí tiene un largo historial de lucha contra la injusticia y es un firme creyente en la igualdad ante la ley. Confío en que continuará el legado del difunto juez Torruella, quien se desempeñó como un poderoso defensor de los derechos civiles garantizados a todos los ciudadanos bajo nuestra constitución”, indicó el líder de la mayoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York).

    Por su parte, el presidente del Comité de lo Jurídico, el demócrata Richard Durbin (Illinois), describió a Gelpí como “un juez de verdad”, con experiencia en casos criminales y civiles. “Trae diversidad y profesionalismo al tribunal”, sostuvo Durbin, en su turno en el hemiciclo.

    Mientras, el senador demócrata Robert Menéndez (Nueva Jersey) afirmó que “el juez Gelpí ha demostrado que es un jurista eminentemente calificado, con buen juicio y un temperamento equilibrado”. “No tengo ninguna duda de que nos enorgullecerá a todos en este nuevo cargo”, señaló Menéndez.

    En comunicados de prensa, el gobernador Pedro Pierluisi y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, aplaudieron la confirmación de Gelpí. “Agradezco al Senado federal por darle la confianza a que ha sido siempre un distinguido jurista y defensor del estado de derecho a lo largo de su trayectoria legal durante los pasados 19 años”, indicó Pierluisi.

    La comisionada González, por su parte, señaló que la nominación de Gelpí “contó con el respaldo abrumador de líderes locales de todas ideologías y de numerosos grupos civiles a nivel local y nacional”. Los exgobernadores Alejandro García Padilla y Aníbal Acevedo Vilá, del Partido Popular Democrático (PPD), también respaldaron el nombramiento.

    “Ha sido un gran juez federal de distrito y será un gran juez de apelaciones. Jutista que sabe interpretar el Derecho, pero más importante, sabe hacer justicua”, tuiteó el exgobernador Acevedo Vilá.

    Gelpí superó en el proceso de confirmación la oposición y crítica de senadores republicanos que le cuestionaron su rechazo, en foros académicos a la doctrina de los Casos Insulares e insinuaron que promueve la estadidad para Puerto Rico como juez. Ninguno acudió esta tarde a hablar en contra de Gelpí.

    Durante la audiencia de confirmación, sin embargo, el líder republicano en el Comité de lo Jurídico, Charles Grassley (Iowa), insistió en que puede ser impropio que como juez de primera instancia Gelpí haya “tomado el paso notable de decir que los (Casos Insulares) fueron mal decididos por el Tribunal Supremo” y pedir su revocación.

    En una serie de decisiones conocidas como los Casos Insulares, el Tribunal Supremo de Estados Unidos determinó a principios del siglo pasado que Puerto Rico es un territorio no incorporado – no encaminado a la estadidad- y que al Congreso le corresponde determinar los derechos constitucionales no fundamentales que aplican a los territorios.

    Otro de los que le criticó a Gelpí en julio pasado fue el senador republicano Mike Lee (Utah) quien le preguntó si creía que la estadidad para Puerto Rico podía lograrse por la vía judicial. En la audiencia, Gelpí respondió que la idea de convertir a Puerto Rico en un estado de Estados Unidos “una cuestión política” que le corresponde decidir al Congreso.

    Grassley consumió esta tarde un turno en el hemiciclo antes de la votación, pero no para hablar de Gelpí.

    El pasado 7 de octubre, el Senado ya había votado 54-39 en favor de cerrar el debate sobre la designación de Gelpí, lo que hizo claro que el juez boricua tenía el camino despejado.

    Cuando se anunció su designación, la congresista demócrata puertorriqueña Nydia Velázquez (Nueva York), indicó que “a lo largo de su carrera el juez Gelpí ha sido un firme defensor de los derechos civiles y del pueblo de Puerto Rico” y confió en que siga el legado de Torruella, a quien describió como “un gigante del sistema legal”.

    Además de Torruella y ahora a Gelpí, otros cuatro boricuas han sido jueces de tribunales de apelaciones federales en Estados Unidos, entre ellos la jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, quien estuvo asignada al Segundo Circuito de Apelaciones, en Nueva York.

    Los otros tres jueces de apelaciones federales son José A. Cabranes, Segundo Circuito; Julio Fuentes, Tercer Circuito, en Filadelfia (Pensilvania); y Albert Díaz, del Cuarto Circuito, en Richmond (Virginia).

    El Primer Circuito de Apelaciones federales, con sede en Boston (Massachusetts), revisa las decisiones de los tribunales federales de los distritos de Puerto Rico, Massachusetts, Maine, Nuevo Hampshire y Rhode Island.

    Uno de los casos recientes decididos por Gelpí en San Juan, Estados Unidos versus Vaello Madero, está bajo revisión en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, que ha programado para el 9 de noviembre una audiencia oral.

    Gelpí determinó en ese caso que es inconstitucional excluir a los residentes de Puerto Rico del programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, en inglés).

    El Primer Circuito de Apelaciones federales, liderado por Torruella, coincidió en que la exclusión de los residentes de la Isla del SSI viola el derecho constitucional a la igual protección e las leyes.

    Torruella falleció en octubre de 2020 a los 87 años. Inicialmente, el entonces presidente Donald Trump propuso llenar la vacante con el juez Raúl Arias Marxuach, pero el Senado republicano no tuvo tiempo para aprobarlo.

    Tan pronto llegó a la Casa Blanca, Biden retiró el nombramiento del conservador Arias Marxuach y en mayo propuso la designación de Gelpí, quien fue procurador general de Puerto Rico y llegó al Tribunal Federal de San Juan en 2006 por medio de un nombramiento hecho por el entonces presidente de Estados Unidos, el republicano George W. Bush.